15 de octubre de 2009

Mi guerra interna


Intentando escribir un autoretrato, ha salido una introspección que me parece interesante, así es que la comparto con ustedes.


Mi guerra interna

La protagonista de una famosa serie de televisión dijo una vez “We're women. We have a double standard to live up to” Siento que esta frase sarcástica encierra la verdad de las contradicciones que habitan en mí.

En la era de la liberación e igualdad para las mujeres, fue mi deber aprovechar cada oportunidad que la vida y mis padres me dieron. Años de estudio en el extranjero seguidos de años de trabajo corporativo para justificar la inversión. Disfruté cada logro y hubo una época en que la vida profesional me llenó y me proporcionó momentos de felicidad. No hay arrepentimientos por ese lado, pero quisiera que la sensación de satisfacción que me daban mis logros académicos y laborales se hubiera quedado conmigo para siempre. Mi vida sería probablemente mucho más fácil y ciertamente yo sería más feliz.

Dicen que las mujeres tenemos grabada en nuestro ADN la necesidad de ser madres y de formar una familia. Esta explicación me gusta porque es la única que me libera de responsabilidad y no me hace sentir frágil y tonta. Al mismo tiempo que una fuerza me empuja a buscar independencia, a no atarme a ningún lugar ni persona, hay otra que tira para el lado contrario exigiendo estabilidad. ¡Qué terrible la presión que causa esta confrontación!

Espero con ansias el día en que esta guerra permanente llegue a su fin. No quisiera que una de las fuerzas sea la vencedora, sino que encuentren una manera de conciliarse, de coexistir, y que me dejen por fin vivir tranquila.

6 comentarios:

Eingana dijo...

Dorothy,

No sé si comparto totalmente este pensamiento, porque yo pienso que todo en la vida tiene etapas, hay que aprender a vivir las dos plenamente para no lamentarse luego.

Lo que personalmente no me deja vivir tranquila son los sufridores que quieren que uno se adapte a los tiempos y estilos de vida considerados convencionales, eso si lo encuentro inaceptable.

Mientras vivas tu vida sin perjudicar a nadie, sin duda tendremos altos y bajos en el camino, creo que simplemente hay que vivir de la mejor manera y punto!

Dorothy dijo...

Gracias Ade por comentar : ) Bueno, la razón por la que titulé a esta entrada Mi guerra interna, es justamente porque sé que no es algo que les pase a todas las mujeres, es algo que me pasa a mi.

Pero si tienes razón de que gran parte del estrés se debe a los sufridores, a esta sociedad "tradicional" en la que vivimos y que nos pone tanta presión.

Eingana dijo...

Te invito a que te conviertas en dragon alado! :D

Dorothy dijo...

I accept the invitation : )

Solange Rodríguez dijo...

Dorothy:

Volviendo a la carga con las armas de batalla que tengo, que son las palabras. Es tal como dices, se trata de una guerra interna. Me deja con incertidumbre la parte " física" de tu percepción de ti misma. ¿Te animas a hacer un estampa de esa parte? Has elegido solo un fragmento de la parte moral, una demanda que nos cuestiona a todas las mujeres, pero seguro hay más paisaje dento de ti misma, escuchar que más tienes que decirte, sin exponerte demasido

Saludos, habrán novedades en el blog dentro de poco.
Cariños

Zarzamora dijo...

Mi querida Dorothy, tu "guerra" es la de todas las mujeres, en las diferentes etapas que vamos viviendo. Cuando más adelante hagas una revisión de tus logros y metas te darás cuenta.