14 de septiembre de 2009

Defectos físicos


Esta semana la consigna fue escribir un párrafo descriptivo sobre un personaje que tiene un defecto físico o una característica llamativa. Esto es lo que escribí:

Llega la hora de salir y él se da la última revisada en el espejo. Mira con aprobación su bronceado y atlético cuerpo. Sube la mirada y se encuentra con unos ojos oscuros enmarcados por gruesas cejas, unos labios carnosos que dejan entrever una dentadura perfecta y un peinado de actor de cine. El quiere desesperadamente terminar en ese punto la revisión, pero ella, soberbia y airosa, no se deja ignorar. Su descomunal y larguirucha nariz se burla de él en el espejo y le recuerda que esta noche ella será la protagonista.

7 comentarios:

Dorothy dijo...

Cuando pensaba sobre qué escribir, al principio quería que fuera sobre un defecto raro, extraordinario. Pero luego me di cuenta que hay defectos que para la mayoría pueden parecer pequeños e insignificantes pero que para algunas personas significan perder el dominio de sus vidas.

Encontré en Internet algunos foros de personas que se sienten realmente miserables por el aspecto de su nariz. Algunos con dudas sobre si optar por la cirugía, y otros en peor situación que no tienen los medios para esta alternativa y no quieren salir de sus casas por el trauma que este defecto les hace padecer.

angelesteban dijo...

I like it!!!
Me pregunto si podría llevar un título.

Dorothy dijo...

Si, lo estuve pensando pero los que se me ocurrían quedaban muy forzados. Alguna sugerencia? Thanks for the comment!

Viviana dijo...

Definitivamente tienes razón, una nariz puede volver vulnerable a mas de uno. Quizás lo de NARIZÓN sería exagerado para título...jajajaja.
Mientras lo leía pensaba en mis hermanos, tengo 3, todos narizones, pero esas narices les dan mucho caracter a sus rostros, cuestión de personalidad.

Dorothy dijo...

Ja, ja, si lo de narizón sería bastante explícito. Pues la verdad algunos hombres famosos que han sido o son los más guapos tienen unas narices muy particulares. Se me ocurren Tom Cruise y Patrick Dempsey.

¿Y qué me dicen de Barbra Streissand, con esa nariz llena de personalidad? Imagínense si se la operara... no, imposible pensarlo.

Solange Rodríguez dijo...

El hombre del que estoy enamorada es narizón, como mi padre. Buen manejo de la tensión descriptiva al colocar a la nariz como protagonista al final, aparte que dices que ella será que que se robará la noche ¿La noche de las narices frías? ¿Qué pasará? lo encuentro efectivo, si deseas, termínalo en otros dos párrafos, uno para el conflicto, otro para el desenlace.

Dorothy dijo...

¡Qué alegría sentir el buen recibimiento a mi descripción! Parece que lo de las narices es un tema que da para mucho. Yo creo que tiene que ver con la simbología fálica como dice Sol. Y ahora que pienso en mi amado J y su nariz... definitivamente hay algo por ahí, jaja.